viernes, 8 de junio de 2007

Articulos Períodistico



La Iglesia considera la destrucción del medio ambiente como pecado
Es 'venial' tirar un papel al suelo, pero 'grave' arrasar la Amazonia

El presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, cardenal Renato Raffaele Martino, ha afirmado que quien destruye el medio ambiente «comete un pecado grave», y lo dice durante una entrevista publicada ayer por el diario 'Il Messaggero' en la que explica el punto de vista de la Iglesia sobre la destrucción medioambiental, que considera un «insulto a Dios».«Tirar una bolsa de basura por la calle es pecado venial, pero quien destruye la Amazonía comete un pecado grave», señala Martino. «Destruir el gran pulmón verde que es la Amazonía es dañar a toda la humanidad y no sólo a las poblaciones autóctonas»,añade Martino.El cardenal, que anuncia que su dicasterio está estudiando la creación de un documento sobre el medio ambiente, comenta que la Iglesia católica ha mostrado siempre su preocupación por él y que en el Catecismo se lee que «la tierra y sus bienes son un don que podemos usar, mejorar, pero no destruir».El purpurado explica que para defender el medio ambiente «es necesario cambiar estilo de vida, sobre todo en Occidente. El cambio tiene que comenzar con un nuevo camino educativo, empezando por las escuelas. Falta la educación ambiental en todos los niveles y la percepción de las consecuencias que provoca la contaminación sobre la naturaleza y el equilibrio», añadió. Y para nada ayuda, concluye, las divergencias habidas entre los países del G8 en torno al cambio climático.